A.M.P.A.

Aportaciones de la A.M.P.A.

Un grupo de padres y madres del I.E.S ANTONIO MACHADO de La Línea hemos decidido participar en la convocatoria de proyectos de coeducación en consonancia con la línea y las metas establecidas por la Directiva y Claustro de profesores del Instituto donde nuestros hijos adquieren conocimientos, estudian, conviven y se forman como ciudadanos libres y responsables de nuestra sociedad democrática y plural.

Hoy en día existe una problemática general en la Escuela ( tenemos que precisar que para nosotros, seguimos llamando al Instituto "Escuela", entendiendo el término como un lugar integrador donde se forman nuestros hijos y adquieren no solamente conocimientos sino también destrezas y habilidades básicas que les servirán para desenvolverse en un futuro en nuestra sociedad y por supuesto para seguir ampliando dicha formación) que como padres y madres, analizamos brevemente.

Hay que reconocer el cambio de roles que se ha producido en la Familia por las transformaciones que ha sufrido nuestra sociedad: el número de padres separados o divorciados ha pasado de ser testimonial a ser significativo. No es tanto el hecho en sí como las consecuencias que en ocasiones provoca (cambios de domicilio, ausencia de rutinas o disciplinas positivas, falta de coordinación entre progenitores, sobreprotección o bien abandono afectivo...) lo que genera una problemática nueva a la que la Escuela debe enfrentarse. Por otra parte, se ha incrementado notablemente el número de familias en las que tanto padre como madre trabajamos. Este hecho, sin duda positivo por lo que conlleva de igualdad, ha provocado algunos problemas aún sin resolver como es el número de horas que buena parte muchos niños pasan solos y sin unas pautas de comportamiento ni de horario.

Otro punto a tomar en consideración es la creciente proliferación de alumnos de diversa procedencia extranjera, teniendo en el presente curso nacionalidades y etnias diferentes: alumnado de etnia gitana, china, marroquí, francesa... Este crisol de culturas nos debe permitir un enriquecimiento por contacto a través de las diferentes vivencias que el mundo adolescente favorece, pero, también suele provocar frecuentes choques por la dificultad de comprender las diferentes conductas en un ámbito, el escolar, donde se pasan muchas horas al día y se deben mantener unas mínimas normas de comportamiento en beneficio del bien común. Estos problemas se hacen más acuciantes cuando el alumnado desconoce el idioma.

Relacionado con lo anterior, la mayor parte del alumnado extranjero reduce sus relaciones familiares al primer grado (padres y madres). La ausencia o lejanía física de familiares menos directos (abuelos, primos, etcétera) pensamos tiene consecuencias directas sobre el desarrollo de estos adolescentes.

Por último, hay que reseñar también que alargar la obligatoriedad de la escolarización hasta los dieciséis años ha provocado nuevos problemas, problemática que los miembros de la comunidad educativa -incluida la propia administración educativa- no han sabido aún corregirlos de manera adecuada, toda vez que a dicha circunstancia se le añaden una ratio elevada, numerosos niveles educativos en el aula y las circunstancias que conllevan la interculturalidad.

Las consecuencias de todo lo anterior se reflejan fundamentalmente en dos puntos:

  • Una gran desmotivación de los niños con respecto a las tareas docentes, tanto en el día a día escolar como en el trabajo en casa.
  • Una progresiva menor implicación de las familias en el seguimiento escolar de sus hijos, así como en la vida y el funcionamiento del centro.

Hemos de reconocer que poco a poco se van consiguiendo avances en el Instituto con respecto a la coeducación, y que puede que sea un primer paso, la consolidación de un calendario de actividades en las que se fomenta la participación de chicas y chicos por igual, y en el que han colaborado de una u otra manera todos los departamentos y la mayoría de los profesores.

Así pues, lo que se pretende en definitiva es ayudar activamente desde nuestra Asociación a la comunidad Educativa del centro en su labor docente y a la restauración de los desequilibrios entre géneros existentes en la vida familiar, social y laboral, sensibilizando a nuestros hijos y a la comunidad educativa en general , desde nuestra responsabilidad como padres y madres haciendo que se tome conciencia de esta realidad. Para llevar a cabo esta tarea se desarrollarán diversas actividades específicos enmarcadas en la escuela de padres y madres, y a través de actividades escolares y extraescolares ubicadas dentro del calendario escolar. El aspecto característico del proyecto será el recurso a la utilización de las nuevas tecnologías de la información así como de la comunicación, el uso de la palabra para poner en práctica ésta propuesta coeducativa.

Lo positivo, creemos, que podemos ofrecer con nuestra aportación puede resumirse en dos aspectos: el hacer extensible a los padres y madres el conocimiento del concepto de coeducación y el compromiso de un grupo de nosotros para implicarse en la puesta en funcionamiento del proyecto en colaboración con el profesorado del centro.

Objetivos que pretendemos alcanzar Fundamentalmente, desde nuestra perspectiva como padres, madres de alumnos del IES Antonio Machado, pensamos que durante este curso escolar 2008-2009 nos podríamos basar fundamentalmente en los siguientes objetivos:

  • Trabajar de manera conjunta con el profesorado sobre la igualdad de oportunidades entre géneros en la participación y el acceso a los diversos tipos de formación y actividades desarrolladas dentro y fuera del centro educativo.
  • Plantear dentro del calendario escolar jornadas específicas de acción y reflexión, insistiendo sobre todo en la vía pacífica de resolución de conflictos y en la mediación escolar.
  • Realizar aportaciones que reviertan en el beneficio de nuestros hijos , como por ejemplo la continuación con los Talleres de nuestro Programa de Absentismo.
  • Dinamizar la Escuela de Padres con todo tipo de propuestas que emanen de nuestra asociación así como con talleres interesantes destinados a las familias con el fin de propiciar un acercamiento entre el Instituto y los padres y madres de los alumnos.
  • Colaborar en lo máximo de nuestras posibilidades con la Comunidad Educativa del Centro para contribuir a la consolidación del clima de convivencia que actualmente se vive en elI.E.S. Antonio Machado.